Rascacielos

Robert Laing se ha comprado un pisito en las afueras de Londres. Un monumental y moderno edificio en el que podría vivir sin salir. Además, cerca del trabajo. ¿Qué podría salir mal? No había leído nada de J.G. Ballard. Antes de leer a un autor “nuevo” suelo indagar un poco.[…]

Lee más

Todos los pájaros del cielo

A Patricia le gusta el bosque, la naturaleza. Desearía estar todo el día ahí fuera, haciendo lo que sea que se haga en la naturaleza. A Laurence (no le gusta que le llamen Larry) le gusta la tecnología. Trastear con artilugios hasta sacarles los secretos. Se quedaría a gusto en[…]

Lee más

Binti

Binti ha decidido hacer oídos sordos a la tradición y probar a seguir un instinto poco habitual. Los himba nunca se alejan de la tierra, pero el sueño de una galaxia llena de sorpresas, secretos y misterios por descubrir es muy suculento. El espacio es un lugar cruel e inhóspito.[…]

Lee más

El fin del imperio

Nadie entiende el Flujo. Cardenia se va a convertir en la próxima emperox y no entraba (ni de lejos) en sus planes. A Kiva Lagos le dan malas noticias cuando mejor lo estaba pasando. Y Marce Claremont sabe cosas que van a hacer que el imperio se vaya a la[…]

Lee más

El zoo de papel

Me pasan dos cosas: una, me da rabia cuando un relato es maravilloso y te deja la miel en los labios; y dos, soy una persona lineal (desayunar-comer-cenar. «¿Qué tal tu día?». Bien). Esto último es lo que hace que las antologías de relatos no terminen de encajar en mi[…]

Lee más

El Cosmos Largo

Joshua ha entrado en la tercera edad. Mal asunto para un tipo que gusta de largarse a dar paseos por mundos donde cualquier cosa te mata. Pero la naturaleza personal es muy difícil de dominar. Al fin y al cabo la experiencia es un grado, dicen. Mientras tanto la Tierra[…]

Lee más