CiFi: ¿es posible sin saber de ciencia?

¿Cuánta ciencia debo saber para escribir una novela/relato de ciencia ficción?

Pregunta que todos los que hacemos nuestros pinitos con el género futurista nos hemos hecho alguna vez (y deberíamos seguir haciéndonos siempre).

Hemos hablado en muchas ocasiones como la verosimilitud y, sobre todo, la coherencia son dos pilares básicos en la CiFi.

¿Significa eso que debo haber leído a todos los grandes científicos de la historia y tener nociones básicas sobre todos los principios científicos habidos y por haber?

Digamos que la CiFi nace de una pregunta primaria de la ciencia: ¿por qué?; y otra de la ficción: ¿y si…?

¿Y si te digo que para escribir CiFi no tienes que saber mucho de ciencia, pero debes poder responder a esas dos preguntas bajo un mismo contexto?

Acompáñame en el viaje a las profundidades fundamentales de la ciencia (o ven porque sabes que va a haber GIFs).

Antes de nada quizá debería decir que tengo una licenciatura en Biología (no digo que soy biólogo porque es faltar al respeto a los que lo son de verdad). Aunque creo que no soy capaz de recordar el nombre de ningún árbol, hacer la carrera me enseñó una cosa muy importante: hay que hacerse preguntas y, casi siempre, hay una respuesta (aunque sea circunstancial).

Vamos a hacer un pequeño ejercicio de análisis básico, y para ello vamos a usar la trilogía de la Fundación de Asimov.

Si no lo has leído, deberías. Pero si la procrastinación puede contigo te dejo un mini resumen.

Pensemos en ese primer momento, en el que Asimov decidió que iba a escribir la novela. En algún punto se tuvo que plantear que si iba a ser ciencia ficción debería tener algunas consideraciones básicas: ¿qué tecnología voy a recrear? ¿Cómo va a ser la sociedad? ¿Cuál va a ser el entorno?

Asimov fue bastante ambicioso, porque eligió la galaxia entera como terreno de juego, decidió que la raza humana fuese la única posible en ella y estableció un imperio galáctico que dominase todo el cotarro.

Como veis son decisiones bastante arriesgadas, pero Asimov era un tipo bastante listo.

giphy-73.gifCon unas patillas dignas de mención

Y se guardó algunos ases en la manga.

Pero vayamos poco a poco, avanzando por los caminos tortuosos de la ciencia ficción y analicemos los tres puntales sobre los que sustentar tu trabajo de coherencia y verosimilitud.

Tecnología

¿Y si hay una sociedad que tiene el teletransporte desde hace siglos?

Más importante que describir como funciona la tecnología de teletransporte es descubrir sus implicaciones. ¿Es necesario que el cielo de esa sociedad este lleno de aviones, cuando no son necesarios? ¿O quizá sí lo son como medida de espionaje o seguridad?

Quizá en tu novela baste con describir que existe el teletransporte y es la forma de moverse de un sitio a otro —incluso entre mundos como pasa en Hyperion—. Será muy importante que tengas en cuenta que una tecnología de esa índole modifica muchas cosas, entre otras la propia tecnología: ¿qué industrias accesorias debería tener algo como el teletransporte? ¿Cómo se modificaran sectores como la logística, el turismo o la propia defensa? ¿Como se relacionan los mundos con la tecnología y sin ella? ¿Cómo se adaptan?

Todas esas preguntas deberían estar en tu cabeza,  y aunque no determinen para nada el curso de la trama, sí harán que te sientas más seguro representando una nueva tecnología y sus usos.

Responder a preguntas del tipo: ¿Qué hace? ¿Cómo funciona? ¿Cómo afecta al entorno y las personas? ¿Qué ventajas y desventajas tiene? Deberías poder hacerlo con coherencia, no tiene porque haber un concepto científico real, pero sí una cohesión visible.

Una de las diferencias entre la CiFi hard y la que no lo es, es precisamente la descripción de la tecnología en base a conceptos muy trabajados.

Si quieres leer una obra no demasiado hard, pero que trabaja con la tecnología a la perfección empieza por Snow Crash, también Khimera propone un escenario tecnológico bastante trabajado y que vale la pena analizar.

Pero volvamos a Fundación.

Asimov decidió que la humanidad copaba la galaxia. Determinó que debíamos tener la capacidad de sortear la velocidad de la luz, aunque no se extiende en detalles. También decidió que la energía atómica sería la base sobre la que sustentar la civilización (Fundación se escribió y publicó en plena guerra fría. Estoy seguro de que Asimov tenía bastantes ideas sobre otro tipo de energías, pero el átomo era mainstream por aquella época y ya sabéis que hay que vender).

Siendo un reputado científico, como era, Fundación no destaca por las sorpresas tecnológicas y aún así es un gran clásico, ¿verdad?

El sencillo juego de Asimov fue utilizar la psicohistoria, una ciencia basada en la predicción probabilística, para dotar a la novela del punto mágico que genera la tecnología demasiado futurista para comprender.

giphy-75Aún cuando las probabilidades de que el anillo caiga de una lado o de otro son 49,99%/49,99%/0,0001%. Ahí lo dejo.

Sociedad

¿Tendría sentido dibujar una sociedad futurista basada en el capitalismo en el 2354?

Puedes hacerte la misma pregunta cambiando de nivel: economía, religión, ética, legislación, educación, defensa…

Y así hasta que llenes libros enteros de tus teorías de cómo debería ser el futuro o cómo estás seguro de que va a ser (distópico desde luego).

Podemos ser unos recalcitrantes misóginos budistas amantes del jujitsu o todo lo contrario. Aunque lo mejor es que recuerdes que de todo hay en la viña del señor, sea quien sea el señor.

De nuevo, tendrás que hacerte preguntas para determinar de qué están hechos tus humanos o [inserte raza alienígena aquí].

Aunque ya te adelanto que la pregunta principal te llevará a unir los tres pilares de los que estamos hablando.

¿Cómo influye la tecnología y el entorno sobre nuestra forma de hacer las cosas?

Y aún mas importante

¿Cómo influye lo hdp que somos en cómo somos?

giphy-76.gif“La humanidad es como un virus”. Agente Esmiz.

Y de nuevo deberás saber responder a esas preguntas de un modo verosímil y coherente, independientemente de que muchas de las respuestas no aparezcan en tu novela.

1984, Un mundo feliz y Fahrenheit 451 deberían ser libros a los que acudir para trabajar en este aspecto, pero hay innumerables ejemplos de libros más modernos que  también son geniales. Me gustó especialmente Proyecto Marte.

A Fundación again.

¿Qué hizo el sensei Asimov?

Lo primero que decidió es no meterse en berenjenales: solo humanos.

200-7Esa especie…ahora se lo explicáis a los aliens

Y luego se fue hasta el punto de dominio de la galaxia entera y formó un imperio. Tampoco tuvo que volverse loco, leer algo sobre los imperios romanos o griego, y sacar algunas conclusiones lógicas, como el efecto de la centralización, la dispersión de recursos o el concepto de libertad (a lo William Wallace).

Cambia todo el telón de fondo de Fundación por un escenario lleno de personas con túnicas y calzas de esparto y sorpréndete con el cambio.

¿Y la segunda fundación?

Bueno imagina que viajas a la época romana con tu móvil. ¿Qué crees que pensaría un romano cuando le enseñases un vídeo de lo que será Roma en unos dos mil años? ¿En un futuro en el que dominamos toda la galaxia que nivel de diferencias podría haber?

Entorno

¿La Tierra se ha convertido en un vertedero o no?

Hasta en Guía del autoestopista galáctico hay lugar para esa pregunta. Y posiblemente sea por la que empiece el 99% de los autores de ciencia ficción.

¿Logramos salir a las estrellas o lo mandamos todo a la mierda antes?

Esta es la segunda.

El tercer puntal es en el que tienes que dar respuesta a lo que rodea a tu novela. ¿Hasta dónde llegamos? ¿Quién nos rodea? ¿Qué tal le va a la Vía Láctea, mundo alternativo o [inserte nombre de singularidad cósmica aquí]?

No es solo decidir cuantos brazos, ojos y órganos sensoriales van a tener tus aliens; o cómo de belicosos van a ser.

giphy-77Que sean amistosos funciona escasas veces, my friend

Hay que saber que relación tenemos con ellos, cómo nos conocimos, por qué la galaxia es tan bella y peligrosa; y sobre todo cuál es el lugar de tus protagonistas en todo ese jardín.

Este es el Worldbuilding de la ciencia ficción, así que ¡cuidado! Hay muchos autores que se perdieron por aquí y nadie ha vuelto a saber de ellos.

Clásicos que exploran el entorno a gran nivel: El Juego de Ender, Dune; y si queréis algo light y divertido, la saga de la Vieja guardia de Scalzi.

Si preferís algo patrio y de gran calidad, aunque no sea CiFi, probad con Crónicas del Fin.

Y si queréis un entorno no distópico (locos insensatos), leed The long way to a small angry planet (en castellano en Noviembre).

Último repaso a Fundación.

A ver, Asimov majo, has dicho que solo humanos, que toda la galaxia y que el imperio se va a la mierda, ¿vale?

¿No te has empatando demasiado?

giphy-78Asimov y Einstein partiéndose la caja. “Cuánto tenéis que aprender jóvenes”.

¿Y si solo describo por encima el lugar donde pasa la acción?

Terminus es un lugar desolado y que empieza a construirse, Trántor es el centro del universo, todo lo que significa gloria y poder. Eso son los dos extremos. Un planeta agrícola por aquí, otro industrial por allá, un par de sistemas estelares que se me van a revelar porque los humanos semos asín y pa´lante. Ya tenemos un espectro de situaciones válido.

¿Significa eso que Asimov era un simple y que se sobrevaloró demasiado su obra (aún cuando es mi favorita de todos los tiempos)? No, en absoluto.

Asimov supo construir un universo gigantesco y luego utilizar para sus novelas lo estrictamente necesario.

Y llega la frase transcendental del post:

No cometas el error de meter paja por el mero hecho de lucirte.

Seguro que Rothfuss disfrutó como un enano al crear todo el sistema de runas para la sigaldría, para luego tener una importancia residual en la historia (¿es en vano? No, pero puede ahorrarte tiempo y críticas gratuitas).

giphy-79Nótese la agrietad de mis comentarios. A ver si ya se anima a terminar que luego le pasa como a G.R.R. Martin.

En resumen.

No es necesario ser científico, saber de ciencia o tener predilección por quemarse las cejas, pero hay que tener curiosidad, ser serio y documentarse.

El nivel hasta donde quieras adentrarte es una decisión que determinará el tiempo que dedicas a las partes no visibles de la novela (que muchas veces es lo que más mola).

Si aún así estás decidido a seguir adelante hay un par de libros, bastante divertidos, que te recomiendo. Una breve historia de casi todo, porque no hay nada mejor que conocer tu casa para aventurarte más tarde fuera; y Física de lo imposible, porque estoy seguro de que vas a usar varias de las tecnologías que propone Michio Kaku para tus novelas o relatos.

Y, como siempre, el único consejo válido para avanzar y mejorar…

¡Nunca dejéis de escribir!

8s comentarios

  1. Siempre depende de qué syfy lleves a cabo. Para una película como “John muere al final”, película de comedia y ciencia ficción sobre unos personajes que toman una droga con la que viajan a través del espacio tiempo, es muy posible que no necesites saber gran cosa de ciencia más allá de que existen teorías sobre el viaje en el tiempo y de universos paralelos, nada que no puedas aprender conociendo el género, pero debes tener en cuenta lo que comenta el artículo. Es decir “¿Qué implica esa especulación del “y si” tanto o más que el “por qué”?”. En un punto de la peli, no la vi entera, sólo su recta final, llegan a un mundo donde un evento histórico irreverente se produjo y crearon un ser monstruoso computadora que domina el mundo y tiene lavado el cerebro a la gente. Al final, por muy irreverente que sea a nivel científico la premisa, para resultar verosímil, necesita esas implicaciones. Si uno quiere escribir una obra de ciencia ficción dura, pues necesita saber mucho más, aunque la base sea la misma. Poniendo el tema del teletransporte, en mi saga planteo una cuestión importante; si tuviéramos dos sistemas de teletransporte, uno nocivo y uno que no, cuya diferencia sólo podemos ver con tecnología cuántica, podría convertirse en un arma y dar lugar a un salto de fe. ¿Si supieras que la salida de tu celda sólo se puede llevar a cabo por teletransporte, pero no pudieras saber si el teletransporte simplemente movería tus partículas y energía o te aniquilaría y si te copiaría con toda la información sobre ti, lo que podría permitir duplicar esa información a su vez, pero tú estarías muerto y el que saliera sería otro, usarías el teletransporte?

    1. Buenos días Javier,

      Veo que el post te ha sacado muchas cosas que llevabas dentro. Trataré de responder lo mejor posible, aunque veo que le has dado varías vueltas al tema.
      Está claro que hay que decidir hasta que punto quieres meterte. Si vas a escribir sobre un sistema de teletransporte como el que planteas, es interesante saber algo de física, de energías y seguramente entender algo de como funcionan las partículas (aunque ni los científicos lo tienen demasiado claro). Por eso decía que depende mucho de cada uno, pero se puede hacer CiFI, con muy poco si sabes utilizar los recursos.
      Yo elegiría utilizar el teletransporte, sabiendo que es la única salida poco importaría morir (salvo que la celda dispusiese de WiFi y acceso a Steam, eso ya sería otra cosa).

  2. Parte de la fuerza de “Fundación” radica en que sus predicciones no dan la sensación de ser juegos de trama sino resoluciones lógicas que se cumplen y, a la vez, son lo suficientemente imaginativas como para que no resulten tan obvias ni forzadas, como para dar sorpresas como resolver una crisis haciendo de la ciencia una religión. Sin duda, la coherencia y la verosimilitud son claves a la hora de plantear futuros y procesos. También es cierto que hay, por lo general, mucho terreno allanado. No partimos de cero, sino que tenemos un imaginarium muy potente y estructurado acerca de cómo se desarrollará el futuro; al menos, si nos atenemos a las horas de comienzos de este siglo de cara a los próximos cien años y, si cambiamos expectativas cronológicas, más o menos cuadran con las expectativas de desarrollo de los autores del siglo XX. Al fin y al cabo, la previsión es de 50 años para los edificios inteligentes, 100 años para las ciudades repletas de coches voladores, 200 años para empezar a colonizar el sistema solar, en 400 o 600 años nos metemos en asuntos galácticos y más allá nos parece casi cualquier cosa posible; siempre que no nos metamos en el imaginario de las catástrofes post apocalípticas; que matizan o anulan el imaginario de desarrollo sostenido. Y con todo y con eso hay muchas variantes

    1. Quizá ahí esta uno de las cosas más atrayentes de escribir ciencia ficción. Los escenarios temporales que planteas son plausibles, pero no será la primera vez que las cosas salen por la tangente. No puedo evitar pensar en Regreso al Futuro II y como en 2015 íbamos a tener coches voladores, hologramas y chaquetas de autosecado. Es ficción y ahí está la gracia, especular y volverse un poco loco ¿por qué no? En las variantes está el misterio.

  3. Segunda fundación lo tengo pendiente. A la pregunta de “¿Logramos salir a las estrellas o lo mandamos todo a la mierda antes?” siempre hay una respuesta intermedia. En mi saga, se cargan La Tierra, pero una parte la mandan a otra dimensión hasta que pueda volver (Cosa que sucede entre el año 2120 y el nueve mil y pico) y otra parte de la humanidad y demás sigue su curso, ya colonizado el sistema solar, en otros planetas; y en lugar de una civilización intergaláctica de montones de alienígenas tenemos una en la que todo procede de La Tierra, pero los alienígenas han sido conocidos y estudian incorporar seriamente el sistema solar a su ruta, como si su galaxia fuera China y el rinconcito de los humanos fuera Europa. Al final, son elecciones que cada autor debe hacer y la complejidad juega o no a favor de la historia y de la premisa. “Segunda fundación” no lo he leído. Siempre es un choque cuando definimos dos periodos tan distintos de la civilización. Yo lo noto mucho en mi obra. En cada subhistoria dentro de la historia, debo pensar en lo que pueden o no hacer y en qué contexto. Es verdad que utilizo mucha base previa de infinidad de ficciones, pero no deja de ser algo a elegir y a tener en cuenta. Incluso cuando los personajes colectivos (Robots, ordenadores auto conscientes, humanos estándar, anómalos, mutantes, androides, clones, chromes y dinosaurios) reaparecen en distintas épocas de la historia que plantea y de la civilización. Los alienígenas también, pero esos están más en el futuro lejano y en otras ficciones que no entran en el imaginario central de la saga. Ya sólo con los puntos sencillos que plantea Asimov, se puede dar mucho juego y, de hecho, lo da

    1. Como dices en tus dos anteriores comentarios y como dejo caer en el post, la clave es en lanzar la pregunta, tratar de contestarla y que te salga un “¿Y si no es ni lo uno ni lo otro?”. Supongo que un proceso así te ha llevado a plantear la estructura de tu obra. Es algo que cada autor tiene que buscar y hacerse las preguntas puede ser un método tan bueno como ponerse a estudiar física.
      Segunda fundación es un ejemplo muy bueno de una situación de este estilo, con el extra de que Asimov hace que parezca lógico, casi te fustigas por no haberlo visto venir. Ni que decir que te recomiendo que no tardes en leerla, sobre todo viendo las cosas que te planteas.

  4. El tema de la paja es muy relativo. Mundo Anillo sería una novela más de no ser por todas las cosas, considerables paja por algunos, que tiene sobre el mundo en el que viven los personajes. Personalmente, pienso que la ciencia ficción, en gran medida, es el género de la paja; en el sentido que mucha de la chica de la historia no viene por lo que sucede de forma tan directa en la peripecia de la historia sino por todo lo que hay alrededor

    1. Supongo que depende de lo que uno considere paja, claro. Para mí es aquello que no tiene relevancia en la historia, plantear un escenario, explicar cómo se ha llegado hasta allí e incluso perderse en detalles que hagan que el lector sea uno más en la trama me parecen buenos argumentos y no los considero paja. De hecho, cada vez más, la CiFi empieza a ser más liviana en cuanto a ciencia y mucho más densa en complejidad y especulación, pero aún hay mucho que leer y mucho que vendrá en un futuro.
      ¡Muchas gracias por todos tus comentarios y por la visita!
      Un saludo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *