La saga continúa

De vez en cuando miro las listas. Las de tops, quiero decir, no la de jugadores de waterpolo más atractivos (que también lo haría pero no hay, que yo sepa). Tengo ese chip de saber cuáles son las mejores novelas, las más premiadas, las que el público aclama y por las que maaaaaa-ta. El problema es que, en ciencia ficción sobre todo, las listas adolecen de cierto estancamiento. Así que hay que guiarse más por recomendaciones y por la lista de nominados a los grandes premios.

Como soy tardío, en general, suelo hacerle caso a los ganadores de los premios hacia final de año —por un tema de panificación para el año siguiente—, una breve mirada a los must que debo tener en cuenta para el siguiente reto lector (no tengo una regla al respecto, pero me gusta ir sumando clásicos a la lista). En esas estaba cuando me percaté que había muchos títulos en las listas de los Hugo, Locus y Nébula, que ya he leído y que  (¡Oh, gracia del título del post!) pertenecen a sagas.

¿Qué pasa con las sagas? ¿No iras a meterte con las trilogías? ¿No serás de esos que suscribes Dune como primera de todos los tiempos y aborreces todos los títulos a partir del segundo o tercero (because críticos)?

Creo que he dicho mil veces que mi novela favorita de todos los tiempos es Fundación. ¡Es una trilogía! ¿Vale? (De hecho si sumas todos los libros relacionados tienes para un rato). Pero algo particular debe haber en las sagas para que ni siquiera las vacas sagradas de los géneros de CiFi y fantasía sean capaces de colocar todos los libros de una trilogía en las listas de éxitos.

Parece ser que lo que ha logrado N. K. Jemisin con la trilogía de la Tierra rota (y Justicia auxiliar si juntas los Nébula), va a tardar a repetirse un tiempecillo. ¿Por qué? ¿Qué problema hay para terminar lo que hemos empezado y disfrutarlo?

El efecto WOW

Ya hablamos de ello la semana pasada. Si repasamos los últimos galadornados en los tres grandes premios, nos encontramos (en la última década) con títulos revolucionarios en su concepción y, además, se abren las puertas a escritores “fuera de norma”. Los casos de la nombradas Jemisin y Leckie o el de Liu Cixin, hablan sobre la aceptación de mundos muy poco estándar, donde romper las leyes establecidas casi parece una obligación.

(Para los que no sepan de que hablamos: combinación fantasía-CiFi en el caso del mundo increíble de Jemisin, la especulación de la mano de un gigante asiático en el caso de Cixin y el extraño mundo sin género de las IAs que toman té de Leckie).

Casos como El de la chica mecánica, la presencia de Neil Gaiman en los últimos años o novelas con temáticas en apariencia menores (como El sindicato de policía yiddish), solo suman argumentos a favor de tener que reinventar las reglas para optar a ganar premios “tochos”.

Toby, no es la primera vez que te pasa esto…

El problema de reinventar las reglas es que en una segunda entrega ya no son nuevas, y es entonces cuando la calidad debe prevalecer sobre las sorpresas.

¿Cómo es posible, entonces, que Dune, la mejor novela de CiFi de todos los tiempos (según muchos y Locus), parezca una novela sin saga? (Hay cinco libros más de Herbert y luego cuatro más de su hijo).

Inventar vs volverse loco

La novela de Frank Herbert es quizá el ejemplo más sencillo de utilizar. Dune combina una ciencia ficción exótica y aventurera que es difícil que no te atrape. Además cuenta con una de las historias políticas y éticas más apasionantes que recuerdo. Y los personajes son épicos. Muy épicos.

¿Existe algún apellido mejor que Atreides? ¿Paseador de cielos, en serio?

Pero cuando terminas El mesías de Dune pasas unos minutos pensando en dónde se te ha escapado el tiempo y mientras lees Hijos de Dune empiezas a pensar que Herbert cumplía con el concepto idealizado de científico loco. Dios emperador de Dune es la novela que te dice a la cara que algo anda mal, que la aventura y el exotismo han quedado en un plano muy alejado y pasar páginas se convierte en un desafío para tu cerebro.

Este efecto de superar la capacidad de comprensión del lector no es exclusivo de Herbert, la saga de Ender y la de Hyperion, dos grandes clásicos, sufren de algo muy parecido.

Si estás pensando en montar una trilogía quizá deberías dedicar un tiempo a entender hasta dónde vas a extender tu historia y si, pasado el efecto sorpresa, vas a tener la capacidad de conseguir que el lector sepa por dónde quieres ir. Recuerda que lo importante son los lectores, no la capacidad de ser un artista incomprendido.

Expectativas

Llevaba tiempo sin hacer una referencia a Rothfuss. ¿Qué va a pasar cuando Las puertas de piedra salga a la luz?

Todos sabemos que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Tener premios sobre una de tus novelas o estar en la lista de los más leídos, supone una gran piedra de toque a la que enfrentarse si estás pensando en sacar una segunda entrega.

¿Sabéis cuantos ganadores de Hugo han sido galadornados por su primera novela y no han aparecido con las siguientes entregas?

Diez. Puede no parecer mucho en más de 65 ediciones, pero hay que tener en cuenta que de esas diez novelas, dos están en el top 10 (Dune  e Hyperion) de mejores novelas en la lista de Locus, y otras cinco (Pórtico, Neuromante, Todos sobre Zanzibar, Mundo anillo, Cita con Rama) están en el top 30.

Dato: tan solo El juego de Ender, Marea estelar y La quinta estación han conseguido triunfar en los Hugo con su segunda entrega.

¿Es posible que estás novelas causaran tanta impresión inicial que cavaron su propia tumba literaria al publicar secuelas? ¿Es posible que esas novelas hubiesen estado más arriba en las listas si no hubiesen seguido después?

El efecto sorpresa y la explosión de originalidad pueden ser armas de doble filo si no se tiene claro; porque todo el mundo sabe que…

Segundas partes nunca fueron buenas

Siento volver a tocar el tema escabroso de The Matrix, pero es la realidad. Cuando tienes un buen producto y lo vendes como churros, ¿no es mejor dejarlo ahí?

Buen CGI

Todos sabemos que los billetes verdes mandan en muchas ocasiones, pero bueno…

Espera, espera. Que me acabo de dar cuenta de que J.K. Rowling tiene un Hugo…

Claro es que La piedra filosofal supuso el inicio de una gran aventura. ¡No! El premio fue para El cáliz de Fuego, ¡la cuarta entrega!

A la mierda la teoría de no hagas trilogías porque la gente se cansa.

Es probable que el Hugo al Cáliz de fuego fuese una especie de galardón al trabajo realizado (algo así como los once Oscars de El retorno del rey), aunque debo decir que es de los que más me gusto de la saga de Harry Potter. Pero algo debe haber en Marte Rojo para haberse llevado el premio en la segunda y tercer entrega (y no la primera) o para que Paladín de almas tocase alguna fibra sensible que no logró su precuela.

Una secuela no tiene porque ser peor que la primera si el objetivo inicial era plantear una novela en entregas. La caída de Hyperion no aparece en la lista de los Hugos, pero sí en la de Locus y fue nominado en los Nébula (y ni siquiera esto en su edición anterior con Hyperion). Pasa también con las siguientes entregas de Justicia Auxiliar: Espada auxiliar fue premiada ( y me gustó bastante más que la primera entrega) y creo que no se ha hecho la suficiente justicia con El Bosque oscuro, que me parece una maravilla (aún no he leído El fin de la muerte).

Jugársela a una trilogía, sobre el papel, es arriesgado. Hay muy pocas sagas que son recordadas por público y crítica (aunque tu pregúntale a una autor o autora si prefiera ganar premios o recibir royalties suculentos; que no siempre va de la mano), y casi únicas las que consiguen mantener el efecto sorpresa en todas sus entregas.

Pero la ciencia ficción y la fantasía son géneros que aceptan, de buen grado, las ideas locas y los argumentos revienta cerebros. Así que no le tengamos miedo a empezar sagas, que siempre hay tiempo de decir “yo estuve allí”.

PD: Me he centrado mucho en los Hugo (y en la CiFi), porque quizá es el premio más reconocido, pero podemos iniciar un debate sobre lo mucho, y bueno, que dicen los premios sobre obras que todos conocemos (también en fantasía) y que cumplen uno o varios de los requisitos de este post. Así que espero vuestros comentarios.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *